Julio 4 – 8 Consejo Judicatura

Consejo Superior de la Judicatura Sala Jurisdiccional Disciplinaria

Expediente 68001 11 02 000 2012 00466 01 de 2016.

EL JUEZ NO INDICÓ DE MANERA CLARA AL INVESTIGADO LOS CARGOS POR LOS CUALES SE INICIÓ EL PROCEDIMIENTO DISCIPLINARIO. La falencia presentada en la investigación, al pretender el juez variar el pliego de cargos para tratar de enmendar un error presentado al inicio del procedimiento, no es conforme a las normas que regulan esta clase de actuaciones ya que es necesario indicarle al investigado la ley que desconoció, garantizando así que pueda ejercer de manera efectiva su derecho a la defensa frente a las responsabilidades que le adjudican, lo cual también se relaciona con el debido proceso que no fue respetado en el procedimiento disciplinario, es decir que el pliego de cargos en el cual le señalaban la comisión de conductas contrarias a la ley, no se hizo de manera correcta y afectó derechos fundamentales del sancionado. Niega. M.P. Adolfo León Castillo Arbeláez. . Temas: Cargos. Procedimiento disciplinario. Debido proceso. Derecho a la defensa.

Expediente 11001 11 02 000 2013 00993 01 (11449 27) de 2016.

EL PROCEDIMIENTO ADELANTADO POR EL FUNCIONARIO INVESTIGADO SÍ FUE CONFORME A LAS NORMAS NACIONALES. Revisada la investigación disciplinaria, que tuvo origen en el cumplimiento de un fallo de tutela y el posterior incidente de desacato, la Sala Disciplinaria señala que no hubo ninguna omisión en la vigilancia de la aplicación del recurso de amparo, ya que contrario a lo manifestado por los accionantes que señalaban el desinterés del juez para iniciar incidente de desacato, el funcionario adelantó las actuaciones pertinentes conforme llegaban las solicitudes de los afectados; el investigado procedió a consultar a la entidad accionada sobre la evolución del cumplimiento del fallo de tutela, informando la situación a los accionantes y posteriormente profirió decisión de acuerdo a las normas, por lo tanto no hay ningún incumplimiento legal. Niega. M.P. Julia Emma Garzón de Gómez. Temas: Sala Disciplinaria. Recurso de amparo. Desinterés.

Expediente 68001 11 02 000 2010 00082 01 de 2016.

AL REALIZAR EL REMATE DE UN BIEN EL JUEZ DEBE RESPETAR LAS NORMAS QUE REGULEN ESTA CLASE DE PROCEDIMIENTOS. La omisión en el cumplimiento de los requisitos legales para adelantar el procedimiento de remate por parte de la juez investigada, fue realizada de manera dolosa ya que por la naturaleza del cargo y la profesión desempeñada, tiene el deber de estar permanentemente actualizada en cuanto a los conocimientos de la abogacía; esta clase de conductas son clasificables dentro del delito de prevaricato por omisión, ya que la funcionaria dejó de hacer las actuaciones propias de su cargo. Modifica. M.P. José Ovidio Claros Polanco. Temas: Remate. Prevaricato por omisión. Actuaciones. Cargo.

Expediente 73001 11 02 000 2014 00764 01 de 2016.

EL PAZ Y SALVO DEL ANTERIOR APODERADO ES REQUISITO INDISPENSABLE PARA QUE EL ABOGADO PUEDA ASUMIR LA REPRESENTACIÓN DE SU CLIENTE. Si bien el poderdante no puede quedar al arbitrio de su apoderado, existiendo la facultad de revocar el poder en caso de que sus intereses se vean lesionados, en el procedimiento de investigación fue posible determinar que a pesar de haber revocado el poder, no se hizo de manera justificada debiendo el abogado presentar un incidente de regulación de honorarios, de modo que era deber del nuevo defensor legal verificar la existencia del paz y salvo emitido por su anterior colega, debido a la ausencia de este requisito el sancionado incurrió en falta a la honradez y lealtad con los colegas, ya que aceptó la gestión profesional sin que existiera renuncia, paz y salvo o autorización del colega reemplazado, o alguna situación que justificara la sustitución del poder. Confirma. M.P. Pedro Alonso Sanabria Buitrago. Temas: Paz y salvo. Honradez. Lealtad. Colegas. Falta. Gestión profesional.

Expediente 52001 11 02 000 2012 00129 01 de 2016.

EL ABOGADO NO PUEDE REPRESENTAR DE MODO SIMULTÁNEO O SUCESIVO A QUIENES TENGAN INTERESES CONTRAPUESTOS. Durante el procedimiento disciplinario fue posible determinar que el abogado sancionado, procedió a asesorar de modo sucesivo tanto al demandante como al demandado, lo cual se configura como una lealtad contra el cliente ya que la Ley 1123 de 2007 prohíbe hacer tal tipo de actuaciones; no son de recibo los argumentos del sancionado al manifestar que tal conducta fue realizada por considerarlo un deber moral, ya que primero debe observar y respetar el deber de lealtad con su cliente inicial. Confirma. M.P. José Ovidio Claros Polanco. . Temas: Abogado. Intereses contrapuestos. Asesorar. Representar.

Expediente 27001 11 02 000 2012 00057 01 de 2016.

LA FORMULACIÓN DEL PLIEGO DE CARGOS DEBE CONTENER UNA ADECUADA JUSTIFICACIÓN DE LA CONDUCTA INVESTIGADA. El procedimiento disciplinario adelantado en contra del juez no se hizo de manera correcta, ya que de acuerdo al Código Disciplinario Único, tanto el pliego de cargos como el fallo deben ser motivados y contener una serie de requisitos que se exigen entre ellos el análisis de las explicaciones del acusado, condiciones que no cumplen las decisiones proferidas por el juez disciplinario y que hacen nula cualquier actuación realizada con posterioridad; el incumplimiento de los procedimientos legales hace necesario decretar la nulidad de todo lo actuado y subsanar los errores cometidos. Decreta. M.P. María Rocío Cortés Vargas. Temas: Pliego de cargos. Análisis. Fallo. Motivados.

Expediente 76001 11 02 000 2011 00877 01 (3405) de 2016.

AL SUSCRIBIR EL CONTRATO DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS, EL ABOGADO SE OBLIGA A EJERCER LAS ACCIONES NECESARIAS PARA DEFENDER LOS INTERESES DE SU CLIENTE. El abogado sancionado no cumplió con sus deberes profesionales, ya que abandonó un trámite de sucesión ante notaria que había solicitado su cliente, a pesar de haber recibido el pago de honorarios y el otorgamiento del respectivo poder; esta omisión del disciplinado se constituye en una falta a la debida diligencia profesional, ya que dejó de hacer oportunamente las diligencias propias de su encargo y no mostró interés en enmendar el daño causado con su conducta. Confirma. M.P. José Ovidio Claros Polanco. . Temas: Contrato. Honorarios. Omisión. Diligencias.

Expediente 05001 11 02 000 2012 01550 01 (9907 21) de 2016.

LA DUDA RAZONABLE, CAUSAL DE EXONERACIÓN EN PROCESOS DISCIPLINARIOS. Por existir una duda razonable acerca de la comisión de las faltas inculcadas al abogado BERNARDO DAVID QUINTERO HERRERA como presunto responsable de las faltas previstas en el Artículo 35, numeral 6 y Artículo 37 numeral 1 de la Ley 1123 de 2007, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Antioquía, decidió absolver al investigado de los cargos imputados. Revoca. M.P. Julia Emma Garzón de Gómez. Temas: Sanción Disciplinaria Abogado. Recurso de Consulta.

Expediente 44001 11 02 000 2011 00230 01 (11586 28) de 2016

LA DILACIÓN DEL PROCESO DEBE SER UN ÍTEM PROBADO PARA PODER SER FALLADO. Además de lo examinado, la Sala no encuentra a su vez que en las sesiones de audiencia de juicio oral celebradas el 28 de marzo y 5 de mayo de 2011 existan elementos de prueba que permitan deducir que el investigado haya incurrido en abusos de vías del derecho con fines de dilatar una actuación. En tal sentido esta Superioridad absolvió del cargo formulado al disciplinado, se itera, por insuficiencia probatoria y acorde a las premisas señaladas. Revoca. M.P. Julia Emma Garzón de Gómez. . Temas:Audiencia. Pruebas. Absolución.

Expediente 11001 11 02 000 2013 00584 01 de 2016.

ES NECESARIO RENDIR AL CLIENTE LOS INFORMES CORRESPONDIENTES EN EL MANDATO PROFESIONAL ENCOMENDADO. No son de recibo las justificaciones presentadas por el sancionado, relacionadas con la presunta existencia de un error al momento de elaborar el otorgamiento del poder, ya que al asumir el encargo profesional de su cliente se obligaba a rendir informes constantes sobre la evolución del litigio, debía entregar toda la documentación que recibía y ejercer todos los recursos legales permitidos para proteger los intereses de su mandante; pero contrario a los deberes del profesional del derecho no interpuso el recurso de apelación en contra del fallo, y tampoco informó a su cliente sobre tal situación negándole la posibilidad de conocer la evolución del litigio. Confirma. M.P. Martha Patricia Zea RamosTemas: Mandato profesional. Sancionado. Cliente. Intereses.

Expediente 17001 11 02 000 2011 00364 01 de 2016.

LA ALTERACIÓN DE DOCUMENTOS POR PARTE DEL ABOGADO SE CONSTITUYE EN UNA FALTA AL DEBER PROFESIONAL. El abogado investigado falsificó un poder y la presentación personal para adelantar un trámite de divorcio ante notaría, conducta que fue plenamente demostrada en el procedimiento disciplinario adelantado por la autoridad competente, y que constituye una falta contra la recta administración de justicia y el deber profesional del abogado; la conducta reprochable fue cometida por el abogado teniendo pleno conocimiento de la ilegalidad de la misma, pero persistió en intentar llevarla a cabo sin importar la transgresión de las normas. Confirma. M.P. Martha Patricia Zea Ramos. Temas: Documentos. Alteración. Deber profesional. Recta administración de justicia.

Expediente 20001 11 02 000 2012 00336 01 (11198 27) de 2016.

DURANTE EL LITIGIO EL PROFESIONAL DEL DERECHO DEBE HACER USO DE LOS RECURSOS LEGALES PARA DEFENDER LOS INTERESES DE SU PODERDANTE. Aunque la sentencia de primera instancia fue desfavorable a los intereses del quejoso, quien suscribió el contrato de prestación de servicios profesionales con el abogado sancionado, nunca se presentó el respectivo recurso de apelación por parte del apoderado, existiendo la obligación legal de hacerlo ya que en el contrato quedó establecida tal eventualidad; el incumplimiento de los compromisos profesionales por parte del abogado se constituye en una falta a la debida diligencia, ya que es necesario defender los intereses de su cliente haciendo uso de los mecanismos que la ley le permita. Revoca. M.P. Julia Emma Garzón de Gómez. Temas: Profesional del derecho. Recurso de apelación. Falta a la debida diligencia.